¿Cómo puedo calcular el precio de venta de mis productos?

Estimados y estimadas Kalicreativas, en esta ocasión, vamos a hablar de un tema, que resulta muchas veces un dolor de cabeza: ¿Cómo puedo calcular el precio de venta de mis productos? ¿Cuánto debo cobrar por mi producto? Hoy te quiero compartir un poco de mi experiencia y te daré algunos súper Tips que a mí me han funcionado muy bien.

Cabe mencionar que por producto, nos referiremos a aquellos que son hechos a mano y que conocemos como manualidades, mismas que según La FONART en México, se definen como aquellos objetos o productos que resultan tras aplicar un proceso manual o incluso semiindustrializado. No hay una tradición o identidad cultural comunitaria como en el caso de una artesanía, por lo que suelen perderse en el tiempo, convirtiéndose así en una actividad temporal que estará influenciada muchas veces por las tendencias actuales.

¿Cómo calcular el precio de un producto?

Aclarado lo anterior, prosigamos en el tema central para no extendernos demasiado, y es que cuando comenzamos a vender o querer vender nuestras preciadas y amadas creaciones, es decir, nuestras manualidades, comienzan a asaltarnos dudas tales como:

¿Qué precio debo cobrar? ¿Y si es muy barato o muy caro? ¿Cómo obtengo un precio “justo”? ¿Será rentable? y un largo etc. de preguntas que, seguramente al igual que a mí, a muchos y muchas les han llegado a la mente en un determinado momento.

¿Qué preguntas has tenido tú? Compártenos en los comentarios alguna, quizá entre tod@s podamos encontrar una respuesta que te sea funcional.  A continuación, te comparto ¿cómo lo hago yo?, y esto no significa, que sea la forma correcta ni la única manera, pero si es la que más se ha adecuado a mi mercado, a mis productos, pero sobretodo me ha dado la sensación de tener un precio “justo” que pueda ser competitivo.

¿Cómo saco yo el precio de venta?

Después de consultar artículos, personas y demás, esta es la manera en la que pongo el precio a los productos que elaboro a mano, cabe recalcar, como ya dije, que no es la única manera ni tampoco significa que sea 100% correcta o incorrecta, ni que pueda quizá aplicar para todo pero, a grosso modo, se ha adaptado muy bien para mí y considero que los precios obtenidos por este “método” cubren las necesidades que requiere mi emprendimiento, espero te funcione a ti también , o bien, que puedas adaptarlo a lo que haces para que tengas un precio más “justo” para tu trabajo.

Antes de darte un ejemplo, te diré que en un principio, aplicaba el famoso costo de la materia prima por tres o un precio por “corazonada”, es decir, precio al azar, obviamente, estas formas a mí, no me satisfacían, sentía que no eran precios “buenos”, pues a veces el costo de materia prima es “barato” y más si no consideramos TODO el material, ya que cuando iniciamos, solemos decir, pero solo es un “pedazo” de hilo, un “cacho” de tela, o frases similares que hacen que tengamos al final un precio de materia prima que da risa, pues llegan a ser solo unos pesos, que al multiplicarlos por tres obtenemos un resultado que no nos convence y si sumamos a esto que en ocasiones realizamos trabajos, que por mucha experiencia, habilidad o práctica, llevan su tiempo al ser tan detallados o pequeños, tiempo que no será equiparable al valor de la materia prima en muchos casos, al menos, no para mi punto de vista, puesto que a veces entre más pequeño el artículo a elaborar, más tiempo y esfuerzo se requiere.

Ahora bien, después de todo lo anterior, pasemos a un ejemplo, en donde te enumero los aspectos que tomo en cuenta para este asunto de los precios “justos”.

Ejemplo, precio de venta y fórmulas

1. Sueldo asignado mensual (SAM)

Asígnate un salario mensual. Este lo puedes determinar con base a los salarios que están vigentes en tu zona geográfica, en tus habilidades, la calidad de tu trabajo, etc.

Este punto es muy importante porque, aunque muchas quizá realicen manualidades por hobby, no significa que no las puedan vender a un precio justo, o que aunque no exista un “jefe” o una “oficina” en la cual se labore, no pueda ser un trabajo tipo “homme-office”, por lo cual, merece un salario.

El SAM, debemos obtenerlo por minuto, esto será muy importante a la hora de poner tu precio final.  Para nuestro ejemplo tomamos como referencia los siguientes datos que son aplicables para México.

Por día

Obtenemos el salario promedio por día, tomando en cuenta los siguientes datos:

Formula para obtener el sueldo por día

$154.39 sería el sueldo promedio por día. Este sueldo, puedes modificarlo si consideras que tu trabajo merece un mejor costo.

Por hora

  • Dividimos entre 8, que serían las horas que en promedio se deben laborar en un empleo.
Obteniendo Sueldo por hora

$19.29875 sería el sueldo por hora.

Por minuto

  • Dividimos entre 60, para obtener el valor por minuto.
Obteniendo Sueldo por Minuto

$0.32 sería el sueldo por minuto.

2. Gastos operativos mensuales y fijos (GO)

En este rubro, considero todos los gastos que se deben cubrir y están directamente relacionados con mis productos, importante, solo aquellos que de verdad estén relacionados con la elaboración del mismo, si mensualmente pagas algún préstamo que sacaste para comprar un mueble para tu casa y que NADA tiene que ver con tus productos, no debe ser considerado bajo ninguna circunstancia.

Los números son hipotéticos y meramente empleados para fines de este ejemplo.

  • Luz: $250
  • Agua: $150
  • Internet: $500
  • Celular: $150
  • sitio web: $500
  • pasajes: $150

Aquí debes considerar si pagas renta de un local, si pagas porque te retiren la basura, en fin, todo lo que sea gasto mensual y fijo y tenga que ver con tu producto. Obtenemos el GO

Por día

Calculo de los gastos operativos por día

Por hora

Calculo de los gastos operativos por hora

Por minuto

Calculo de los gastos operativos por minuto

$0.039 será el precio por minuto para GO.

3. Materia Prima (MP)

Debes considerar todo lo utilices para tu labor, aunque parezca mínimo, es un gasto que se realiza y puede representar al final, una pérdida y que tu negocio no sea rentable a largo plazo.

Lo que yo hago aquí es básicamente, sacar precio unitario de todo mi material, un inventario sencillo en Excel, te puede ayudar, incluso puedes llevarlo en una libreta y hacerlo a mano. Por ejemplo, si compraste un paquete de 50 gr. de piedras acrílicas de 5 mm.  cuentas las piezas y divides el precio entre la cantidad obtenida, y de esta manera sabrás cuanto te costó de manera unitaria.

4. Costo vario (CV)

Existen materiales y herramientas, que no se acaban en un solo producto, como pueden ser tijeras, regla, tapete de corte, exacto, etc., pero que sufren de un desgaste con el uso, para ello, yo sumo un 15% basado en el costo de la materia prima.

5. Sueldos administrativos (SA)

Si y sólo si tienes empleados, debes considerar su sueldo para asignar precios, quizá momentáneamente no generes empleos, pero no debes perder de tu mente este rubro pues debes considerarlo para no tener ninguna pérdida.

6. Ganancia (G)

Es aquí donde ponemos un porcentaje que consideramos debe ser la ganancia, según algunos expertos no debería ser menor a 20%. Sin embargo, este punto tiene ventaja o desventaja, ya que al obtener el precio final y comparar con el mercado, puedes jugar con este porcentaje, subiéndolo o bajándolo, aunque esto último, no es muy conveniente, porque en teoría, menos del 20% no haría rentable un negocio y seguramente, al igual que Mundi Kaliofistea, buscas prevalecer en el tiempo.

El 20% se aplica a la suma de SAM+GO+MP+CV+SA

Así tendremos entonces que el precio final se obtendrá de:

Precio final= (SAM+GO+MP+CV +SA) +( (SAM+GO+MP+CV +SA) *0.20)

Veamos el ejemplo de manera más completa y suponiendo que haremos un moño boutique básico y para el cual empleamos un tiempo de 12 minutos. Los números que usaremos a excepción del sueldo asignado mensual serán hipotéticos.

Ejemplo del calculo en una plantilla en ExcelEjemplo del calculo en una plantilla en Excel

Tenemos entonces que el precio final para un moño boutique básico en el que invertimos un tiempo de 12 minutos, será de $61.512.

Es importante mencionar que, para poner el valor del tiempo, sobre todo si somos principiantes, debemos considerar algo “real”, es decir, hay personas que trabajan muy rápido y otras que tardamos más, esto comúnmente, va de la mano con la experiencia, pues se van adquiriendo técnicas, habilidades etc., que permiten utilizar con mayor eficacia el tiempo.

Es decir, probablemente al ser principiante y realizar un moño boutique básico y sencillo una persona puede tardar 2 horas (ok, exageré quizá un poco), en comparación con una experta, que lo hace en 10 minutos el mismo modelo.

Para mi persona, tardo 12 minutos y considero que es un tiempo adecuado para obtener mi precio final y poder “competir” en el mercado.   Quizá suena un poco complejo y enredado, pero conforme lo aplicas, cada vez resulta más fácil y sencillo comprender y tener un precio “justo” para tus productos.

Otros puntos a considerar antes de dar tu precio final

Antes de dar tu precio final al cliente o ponerlo en tu publicación, debes de considerar los siguientes puntos, de lo contrario, puedes tener una pérdida que se verá reflejada en tu negocio, en el mejor de los casos, no te permitirá crecer, pero ¿quién no quiere crecer? y en el peor de los escenarios, podría hacer que tu negocio vaya a pique y termine por quebrar.

  • Si ofreces tus productos mediante una plataforma que te cobra comisión, debes considerarla.
  • Si el pago se realiza mediante una plataforma que cobra comisión, también debes considerarla.
  • Si los precios de tu “competencia” son muy distintos a los tuyos, puedes “jugar” con el porcentaje de la ganancia. Lo ideal es competir por calidad sin sacrificar el precio de tu trabajo.
  • No olvides agregar el IVA, para que al pagar tus impuestos no tengas pérdida.

Y para casi finalizar, algo que muchas veces nos cuestionamos, sobre todo en un principio es ¿Y quién debe pagar el envío?

Gastos de envío

De manera clara y rápida, TODOS los gastos de envío siempre son cubiertos por el CLIENTE, a menos que se especifique lo contrario. Algunos negocios, sobre todo grandes cadenas, aplican envío gratis si se hacen compras mínimas de un determinado monto, si son por cierta paquetería, si es cierta zona geográfica, etc., pero no es obligación de vendedor pagar el envío.

Puntos finales

  • Poner un precio “justo” a tus productos permitirá que tu negocio crezca y por lo tanto tenga más probabilidad de prevalecer en el tiempo.
  • Un precio “justo” te permitirá “competir” en el mercado, pero tu mejor aliado será la calidad de tu producto.
  • Muestra seguridad a la hora de dar costos, aún cuando a veces no tenemos a la persona frente a frente, la manera en la que escribimos, puede parecer que “titubeamos” en nuestro costo y esto jugar en nuestra contra.
  • Precios de mayoreo, tú decide si bajas o no, y cuanto bajar, a veces parece que lo que vamos a cobrar es realmente “mucho” dinero, pero cuando ves el tiempo que has terminado invirtiendo, ya no es tan rentable como en una primera impresión, así que evalúa bien todos los aspectos antes de ofertar un precio de mayoreo.

Deseo que este artículo te haya permitido tener un panorama en cuanto a poner precio “justo” a tus manualidades y que puedas emplearlo para tu emprendimiento. Léelo cuantas veces consideres que lo necesites y si tienes alguna duda en la cual pueda apoyarte, recuerda visitarnos en nuestras redes sociales @Kaliofistea y compartirnos tu opinión acerca del tema, entre tod@s podemos tener mejores opciones al respecto.

Deja un comentario